14/3/2014

atrincherado

"ya no hay tiempo para leer un buen libro", dicen, lo que no es tan terrible si consideramos que tampoco hay tiempo para escribir uno. así es que nos vamos conformando sólo con los titulares de la vida. con la contratapa del amor.

si bien la esperanza se niega a morir, está mal herida, y a falta de una bandera que aliente a las escazas tropas de la luz, la oscuridad avanza envolvente con la caballería atacando desde el sur y los cañones dale que dale, bien empotrados en las colinas del norte. esas que una vez fueron verdes y tuvieron ciervos y zorros.

los amigos han ido desapareciendo, como las ideologías, sin darnos ni cuenta. y hay revoluciones, golpes de estado, blogs abandonados. gente nueva se está tomando el planeta. quizás para mejor. nosotros no fuimos un regalo del cielo. algunos trataron. claro, con más ganas que sesos.

a esperar las últimas musas atrasadas, cartuchos disparados al aire, porque ya nuestro único objetivo es esto de no tener objetivo. un zen de mala muerte, a medida. fumar un cigarrito, esbozar una idea irrelevante, desdoblar una poesía incierta, dudosa, y esperar que Dylan y Young no tiren la toalla pronto.

4/3/2014

la estética como salvavidas

un sueño del que no quieres despertar
una suite de Shostakovich
a veces una frase bien dicha
una composición de la naturaleza
o de la ciudad
un momento inasible
una visión de ella
desde la ventana del tren

27/2/2014

identidad

Hace seis meses, antes de tomar el vuelo a Nueva York, los pasajeros debimos registrar nuestros ojos en un nuevo dispositivo electrónico. Este dispositivo capta el diseño del iris el que, según dicen, es tan personal como una huella digital. Ésta, nos informaron, será la técnica global de identificación en dos años más.
Adiós a los carnéts, pasaportes, visas, tarjetas de crédito, de salud o de seguro social. Toda la información de una persona estará codificada en la imagen de su iris, la que será efectiva en todo el planeta y para toda tramitación.

Ese día del viaje íbamos con espíritu alegre y con aire de vacaciones. Nos acompañaba nuestra hija más pequeña y para mi esposa y yo era como una segunda luna de miel.

Cuando me pidieron entrar a la cabina para el registro de mi iris tomé de la mano a la niña (mi mujer la había dejado conmigo y había entrado a otra cabina) y me senté con ella en las rodillas.

No tienen que decírmelo - se que fue estúpido. Pero, sentado ahí, esperando, intenté hacer reir a mi hija, le quité de las manos el conejito de peluche que ella lleva a todas partes y lo coloqué frente a mi cara diciéndole que él también debía pasar el proceso, justo cuando el rayo celeste de la maquinaria captaba la imagen de mi iris.
Todo sucedió muy rápido, la puerta de abrió y una voz computarizada me pidió dejar lugar al próximo pasajero.

No se qué hacer. Ahora viajo a todas partes con el conejo de peluche. Mi hija me lo facilita con serias advertencias y tengo pesadillas con lo que podría ocurrir si algo le sucede al deshilachado y manchado muñeco. El conejo me observa por las noches con el único ojo que aún le queda y que, lo juro, tiene una expresión de burla.

22/2/2014

mitad de sol

pongo a la venta en eBay una mitad de sol atrapada
- rayos en buen estado
usada sólo para madurar trigales
una mitad buena y tranquila

se aceptan cheques al portador - sillas pintadas de azul
promesas - Pay Pal - como el comprador quiera
no sujeto en absoluto
a leyes de oferta y demanda

5/2/2014

billar

no creía en segundas oportunidades hasta que una noche cayó ese rayo a doscientosdiez centímetros de su estructura humana y le hizo saltar en una hipérbole desparramada setecientosveintitrés centímetros más allá, cayendo sobre el césped mojado y quedar de espaldas mirando las constelaciones después de dos vueltas y media sobre su eje más largo.
allí, en silencio, con la llovizna sobre el rostro, alcanzó a contar trescientastreintaydos estrellas antes que la sirena de la ambulancia acuchillara el espacio y se depositara a susurrar con los olores que emergen de la tierra cuando llueve.
después de eso comenzó a creer en segundas oportunidades.
e incluso tiempo después de eso notó que algo burbujeaba en su pecho como volcán, como geiser, como cabecita de tulipán.
tras todos los exámenes el médico le dijo que no era nada, que no se preocupara.
no se preocupó.
como en esa película de pistoleros, montó potros imaginarios y cabalgó hacia el oeste, en busca de lo impredecible.

14/1/2014

orfebres

el desierto no tuvo reparos
ni piedras trabaron la rueda del sol
el aire río nos vistió la vida
y fuimos eje
onda
reflejo
obreros twentyfourseven
ingenieros escultores insaciables
en tenaz desafío a la gravedad

3/1/2014

sabiduría

para qué ese esfuerzo inútil por colonizar Marte, pequeño avestruz
para qué ese empeño estéril de dividir el átomo
ven aquí - siéntate a mi lado
leamos juntos el nuevo número de Krazy Kat
bajo el pino del patio

14/12/2013

11 PM


ha llegado esta nieve temprana como correo del norte

encontramos refugio en tu ombligo
yo y quien creen que soy y el que creo que soy

Vivaldi armoniza tus piernas esta tarde de leños
apagamos la tele y los invasores se alejan
después casi nada
sólo una luna de ventanas acosadas

finalmente tu mano que - click!
pone función sleep
a la Tempesta Di Mare

(collage - frank h.)

23/11/2013

capitulación inminente

tres analgésicos atómicos
esos que se disipan poco a poco
calma
la paz de no sentir por unas horas
soñar irse no estar
en la enorme celda de cristales y estrellas
no sentir o jugar a no sentir
manos sin nombre que vienen y van
nadan una oscuridad sin gravedad
espacio galaxias lejanía eléctrica mía y receptora
¿está bien? pregunta ¿está bien? ¿así?
lo que quieras
y un final que podría ser total
pero no lo es
sólo es
respiro tregua
estación para bajar
cigarillo aire fresco de ciudad desconocida
abandono de bruces sin almohada ventanas abiertas a la noche
breve resollar de búfalos
el sol se fue cielo rojo - en la radio, Helicopter Girl
flotando hasta someternos

13/11/2013

George´s comeback

'George... George...', dijo Pattie parpadeando
y una nube de cojines le acomodó la figura adecuada adecuada , muy adecuada
y delicada y hermosa , en el sillón marrakesh

suspiro cósmico , existencialismo jugoso
mejor dicho: una guitarra llora suave y yo que me acerco a ti
a tu cintura hula hula , a tu cuello y a las pecas de tus hombros 'no uso bloqueador'

no tendremos nunca tu resignación alegre
entre George que se fue y Eric que aún está , Pattie me regresa en sueños
pantalones serpiente y un cubrecamas rosado ahora libre como pájaro 

no. no tendremos jamás tu resignación amorosa de 'todo debe pasar'
juguemos a no encabronarnos , a no desesperar
a encajar su silueta conveniente
entre cojines
entre diapositivas
de ayer

(dedicado, en orden de aparición, a George Harrison, Pattiie Boyd y Eric Clapton)

11/10/2013

irrelevancias

la vida viene en paquetes que nos llegan de vez en cuando
regalos lejanos, transibéricos, polares, marcianos
en papel de lujo, en cajas de cartón, en sobres acolchados...
postales de amores imaginarios
para más confusión, sin aclarar remitentes

qué habría pasado de haber recorrido el mundo de otra manera
de haber danzado alrededor del dios cactus, de la diosa roca marina
de haber pintado en cavernas manos y hienas y flechas

si hubiéramos abierto los paquetes sin romper envoltorios
si hubiéramos sobornado al cartero

30/9/2013

vagones de luz

la vida en pantalla plana
a trozos descansados
a postales traqueteadas
una a una

uno mismo y ella misma
robados por el sol
juguetes reflejados en cristal

ríe, cuando el globo de goma de mascar
rinde su breve biografía de huevo 
y deja trozos de cáscara rosada
sobre su nariz

23/9/2013

no

en la fila toda la noche
para comprar
el nuevo juego de video
y el iphone última generación

abrió las cajas
con temblor en las manos
y una erección
encendió el móvil

y tuiteó
'NO al consumismo!'