9.11.04

cavernas, ojos y Evolución


Todos nosotros - supongámonos, racionales y educados - que creemos en las Ciencias y el progreso, mantenemos en mente algunas viejas ideas erradas.
Una de estas ideas que se niega a morir en que "órganos que no son usados - finalmente desaparecen. El desuso degenera estos órganos y tras generaciones estos desaparecen".

Es la antiquísima idea que los científicos llaman "herencia de los caracteres adquiridos" - y que en fácil, quiere decir que características físicas que se han adquirido en la vida, se heredan: pasan a la siguiente generación.
Esta idea, tan popular, es falsa. Eso no existe - aunque nos cortemos un dedo de la mano por generaciones, no empezaremos a producir bebés con cuatro dedos en una mano.
Cortar el dedo de un adulto no afecta su DNA, y solamente el DNA transmite características a la próxima generación.

Pero la idea persiste, porque a simple vista ofrece una respuesta lógica a algunas cosas. Por ejemplo, peces sin ojos que viven en cavernas. No tienen ojos, dice la idea popular, porque por generaciones no los han usado, estos se han ido degenerando, hasta que finalmente han desaparecido.
Los biólogos saben que eso no puede ser y han seguido buscando entre genes y moléculas una respuesta más real. La revista Nature acaba de publicar un hermoso trabajo en peces mexicanos de superficie (con ojos) y de las cavernas (sin ojos).


Los autores estudiaron las diferencias entre estos peces desde su desarrollo embrionario.
Vieron que ambos tipos de embriones comienzan a formar ojos de manera normal, pero que muy pronto el embrión de pez de caverna detiene el desarrollo de ojos y esos tejidos comienzan a revertirse.
Durante el desarrollo normal del ojo se forman primero una Vesícula, luego un Tallo y finalmente una Copa Óptica. Cada una de estas partes del futuro ojo está regulada por genes diferentes. Por ejemplo, el gen pax2 es más activo en el Tallo, el gen pax6 es más activo en la Vesícula, el gen HedgeHog es activo en la Línea Media.

Al revisar qué genes estaban activos en los embriones de caverna, vieron que HedgeHog era mucho más activo aquí que en los peces normales y que las regiones del ojo reguladas por éste gen, se expandían a expensas del resto del ojo.
Es decir, la capacidad para formar ojos no se ha perdido en absoluto en los peces de caverna, sólo está "oculta" por la actividad expandida de otros genes, como HedgeHog.
La maquinaria genética que desarrolla ojos se ha re-equilibrado en estos peces de manera diferente.

Si esto es verdad, entonces - si tomamos peces de superficie y les inyectamos producto del gen HedgeHog, sus ojos deberán reducirse.
Así lo hicieron - inyectaron embriones de superficie con RNA HedgeHog en uno solo de los ojos en desarrollo - estos embriones desarrollaron un ojo normal, y tuvieron un ojo diminuto, reducido, al lado inyectado!

Esto demuestra que la reducción de ojos en los peces de caverna es debida a la actividad extra, más alta, de otro grupo de genes y no a una "degeneración del ojo".
Estos genes más activos de los normal, producen a cambio, una mayor cantidad de papilas gustativas en los peces de caverna.

Para finalizar la lata - no es que el ojo degenere y desaparezca, su potencialidad se ha re-dirigido a formar otras estructuras.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

mmm, interesante acotacion ya q todo el mundo cree, (y tb parece) q cuando algun organo como por ejemplo los ojos de estos peces no son "ocupados" tienden a estorbar.
amm, bueno, hablaria toda la tarde de ojos q ver pero no y estudios de animales jijj, :P, claro q todavia me flata mucho, trabajo para eso ;)
PD: tal vez un dia de estos con tiempo libre podamos hablar :)
PD2: www.arale.cl

frank dijo...

Cuenta, cuenta!... me interesa. La evolución de los ojos, mmmm, la semana pasada leí algo más, lo encuentro y lo posteo, deal?