23.11.04

foggy evening and churros


Habían anunciado para hoy la primera nieve, pero le erraron. Fué la neblina la que se apoderó de la ciudad en la tarde.
Los faroles de las calles parecían flotar en el aire como pequeños ovnis inmóviles - lanzaban su cono de luz hacia abajo, pero éste se desvanecía pronto tragado por la neblina. Los árboles parecían gigantes oscuros y difusos.

Noche de asesinos en serie, noche de locos con máscara de hockey y machete. De ojos que te observan al pasar, desde lo profundo del parque.

La fuí a buscar a la salida del trabajo y cuando viajábamos por el centro del pueblo ví una figura allá arriba en la torre de la iglesia, agarrada de la base de la cruz, atisbando con deseperación hacia abajo. Oliendo el aire.
No puedo asegurarlo, pues había mucha neblina, pero algo vi.

Las primeras luces navideñas adornan algunos negocios y los frontis de las casas.
Al doblar la última esquina ví dos niños parados a la orilla del camino - pálidos, pero de labios intensamente rojos. Vestidos con trajes de marino antiguos.
No hicieron señas para que me detuviera - esperaban por alguien, pero cuando pasé cerca, sonrieron y pude ver sus dientes verdosos. Por unos momentos, la radio del auto perdió la voz, la estación del pueblo se alejó, ahogada por alguna presencia magnética.

La esperé con el motor andando. Nunca se sabe. La niebla se condensa. Ponen un tema de Elton John. Finalmente sale y nos vamos - vamos por esa calle con cafés y veo un letrero nuevo. ¿Puede ser? freno y hago reversa, un poco, sólo para asegurarme.

Puede ser! Bueno, estaciono y nos bajamos. Hace más de veinte años que no como churros y jamás esperé encontrarlos aquí - (amo la globalización!)
Entramos y está todo lleno de luz, la gente conversa, hay música y olor a churros recién hechos. Pedimos media docena y chocolate caliente.
Estamos a salvo, aquí no vienen ni vampiros ni Jasons ni Jeepers Screepers!

5 comentarios:

Cpunto dijo...

¿Leyendo a S.King? , en todo caso, me parecen pocos los churros pa' tanto frío,

saludos

y sí, la globalización tiene sus gracias

frank dijo...

Siempre leyendo a Stephen... y a otros. Son pocos, pero grandes... largos quiero decir.
Lo último que leí de SK es "Mientras escribo" librito en donde comenta, aconseja y anecdotiza la profesión de escritor. No es un libro fabuloso, pero es simpático.
El tipo está más que loco - cada tres segundos se le ocurre un cuento de terror.
Lo anterior, "Corazones de la Atlántida" es un librazo! me gustó mucho y no hay casi nada de terror en él.

Cpunto dijo...

Ah, y me gustó mucho el relato
nos vemos

frank dijo...

Thanxs - C U ...

Anónimo dijo...

Looking for information and found it at this great site... »