18.11.04

la marea oliva de tu piel


Estaba sentado en el bandejón de cemento
de los jardines a la entrada del Instituto
cuando te ví pasar por primera vez
con la bandera de tu sonrisa blanca
capitaneando la marea oliva de tu piel
bajo el brazo
el portafolio con tus trabajos de arte
una cartera tejida a mano, un vestido hippy
y un brassier de manifiesta ausencia
pasaste, entraste, saliste, te paraste
bajo el sol de agosto atisbando la duda
de acercarte a preguntar
finalmente me gritaste desde lejos
en el más puro estilo mediterráneo
si acaso ya habían inscrito a los nuevos
te contesté que no
Mucho tiempo después
me preguntarías otra cosa
sentados en ese auto negro y grande
que adorabas como a un abuelo
y pasarías tu mano por mi barba
después, vendría el bus y yo me iría
con el sabor de tu boca
y con tu olor a mar
como la sempiterna hipoteca
de mi alma

6 comentarios:

Cpunto dijo...

Me impele la ligereza de no haber estado allí, y sin embargo yo también la vi, y no sé por qué me siento el hombre de la barba, y también siento su mano en mi cara. Entonces, como no soy yo, me voy al balcón y miro el pasto que crece sin importarle que yo llore o ría, y todo sigue un curso irremediable, pestañeas y ya es otro día.

Alvaro Magaña Tabilo dijo...

sempiterno, que palabrón ese. La hipoteca otra... amenazante.

Roberto dijo...

Oh my Doc, cada día escribe mejor.
Lo mismo esa poeta tuya Carmen Gloria.
Creo que les ayuda ese amigo rotundo de tus sueños.

La marea oliva, un acierto.
La historia: Un placer.

frank dijo...

Oh gracias! quizás debería dedicarme a escribir en vez de payasear por la vida jugando con átomos, moléculas y células. Creo que hasta ganaría más plata... ja ja ja.
Lo de escribir bien es cosa de chilenos, quizás de latinoamericanos, pero es un placer volver a encontrame con el español después de tantos años y ver lo bien que en general escriben los chilenos.
En España, Argentina, Perú... se encuentran también polluelos de grandes escritores a cada paso y a cada cuadra.Algunos están entre los "blogs recomendados".
En cuanto a palabras, palabronas y palabras amenazantes... sempiterna es un adjetivo que quiere decir, "algo que durará para siempre", habría utilizado "eterna", pero está super ultra usada, "infinita" era un poco kitsch... tendría que buscar otra palabra? sempiterna es demasiado fea?
"hipoteca" es justo lo que quería decir - una hipoteca es algo que mete miedo, pero que te entrega a cambio algo que vale la pena, en términos bancarios, una casa, en términos del poema, un amor.
Qué sería de nuestra vida si no nos arriesgamos?
Hipoteco mi alma!
Yála Bye! - nos vemos...

Roberto dijo...

La palabra es la palabra. Déjala ahí.
Todo bien.
Este es un mundo de escritores.

Anónimo dijo...

What a great site »