8.12.04

a escala humana es mejor

"The Nature of Things" del ecólogo David Suzuki se enfocó en el efecto que la vida moderna tiene sobre nuestro cuerpo.
Saben que yo no soy de la onda Apocalíptica, ni creo eso de "tiempos pasados fueron mejores". Estoy por la tecnología inteligente, el desarrollo científico y la manipulación pensada de la Naturaleza.
Creo que una mejor comprensión de lo que nos rodea nos da mayor libertad y mejora el nivel de vida.

Bueno, el problema no se crea con el uso de la tecnología, si no con el abuso. Y la mediocridad de las autoridades.
El peligro de la mega-ciudad se viene anunciando desde los años 1970s. El crecimiento desmesurado de centros urbanos, con millones y millones de seres humanos es desastroso en todo sentido. Las ciudades han crecido sin tomar en cuenta al ser humano.

Nos movemos cada vez menos. Horas de escuela o de trabajo, horas frente al computador o frente a la TV, horas en buses o autos. Después, a la cama.
La hiper-ciudad ha crecido para ser usada por autos, buses y camiones. No por seres humanos. Millones, deben montarse en al carro hasta para ir a comprar el pan.

Y esto está provocando una cantidad enorme de problemas físicos y psíquicos de todo tipo. Se gastan billones en tratamientos para curar degeneraciones creadas de manera artificial en los habitantes de las ciudades.
Desde obesidad hasta soledad. Desde dolores de columna hasta depresión. Desde mala alimentación hasta agresividad. Aburrimiento en niños y adolescentes y hasta criminalidad.

Después de consultar a muchos expertos, el programa llegó a una conclusión: el desarrollo de centros urbanos debe cambiar radicalmente!
Lugares para vivir donde la gente pueda ir a comprar a pie, los niños puedan ir al colegio en bici, con áreas verdes centrales, con centros comunitarios de baile, arte, recreación. Comunidades relativamente pequeñas y autónomas, planificadas a escala humana, no para los carros y parqueaderos.

Mientras los expertos daban sus conclusiones yo pensaba: pero si eso era mi barrio!
En el viejo (y mirado a menos) barrio íbamos a comprar a la panadería, a la verdulería, al almacén y a la farmacia a la vuelta de la esquina. Al colegio nos íbamos a pie, nos encontrábamos con los amigos en el camino, jugábamos a la pelota en la plazoleta de la esquina.
Era un barrio de clase media, por lo tanto no había centros comunitarios, ni clases de arte o piscina, pero la pandilla de amigos tenía un "club de astronomía" y organizábamos paseos "al cerro". Sacábamos revistas de la Biblioteca.
No recuerdo haber estado aburrido! Ni haber pasado horas frente a la tele.

Eso, el barrio de antes es el "gran descubrimiento" de los urbanistas modernos en los países más avanzados. Para una sonrisa, cómo mínimo.
Recordé, también, una de las máximas urbanas de los antiguos griegos: "En una ciudad todos deben conocerse al menos de vista. Cuando comenzamos a ver muchos desconocidos, es señal que se debe fundar una nueva ciudad, un poco más allá".

2 comentarios:

Roberto dijo...

Entonces puede que esas megápolis soñadas por los urbanistas "post modernos" terminen haciendo habitantes aislados en sí mismos, pegados a un PC y ultra depresivos. Tampoco yo me iría al campo, no es para tanto, pero sí preferiría vivir en algo humanamente manejable. Cuando Blade Runner nos mostró el futuro vimos una ciudad atestada de gente, miles de vehículos, lluvia ácida y eterna, violencia y muchos asiáticos. -esto último es lo único lógico-
¿Y donde quedaron las promesas que toda la tecnología nos dejaría con más tiempo y mejores perspectivas de vida?

frank dijo...

No es un problema "tecnológico". Es un problema urbanístico.
Simplemente la ciudad es una entidad que creció (sigue creciendo) de manera cancerosa - sin control alguno.
Soy de ciudad de chica. De pueblo.
Casi como todos los problemas, es uno de educación. Aparte de desarrollar unos monstruos de cemento, smog y ruido, se ha fallado totalmente en educar a la gente, desde niños, en QUÉ gastar el tiempo.

Vivo en la última calle de mi ciudad, en frente mío había bosques. Ya están aserrando una parte para construir casas. My God! No please...