30.6.05

ravioles de certidumbre

Permanece en el agua hasta que ésta se enfría. La única música de la casa son las gotas tic tic sobre la tina llena. El agua hasta la barbilla, tic. El espejo empañado, tic.
Sus pezones, dos islas sumergidas a flor de agua, la amplitud arenosa de su vientre, más allá, los delicados corales del pubis brillando bajo un sol eléctrico. Los dedos de los pies, nadadores cansados que intentan trepar por la loza blanca. Tic - la gota número ciento-ochenta-y-tres.

Hay profundidades existenciales que acosan a los hombres como monstruos de pesadilla, por ejemplo - ¿Quién cocina en las tardes de calor?
Otro ejemplo - ¿Quién supera el cansancio y saca ollas, sartenes y condimentos después de todo un día de trabajo y comienza a preparar algo?
Sabios de la antiguedad, filósofos y otros hombres notables han lidiado por milenios con estas llagas del alma humana sin lograr cicatrizarlas.
Por eso él, en su estilo simple y directo, dice: "¿China o italiana?". Ella dice: "Italiana". Él telefonea y al rato se va.

Ella en el agua. Dobla las piernas y sus rodillas emergen de la quietud, altas islas blancas.
Escucha la llave en la puerta. Luego platos , vajilla , tintineo de vasos. Cuando él entra al baño lo acompaña un olor a ravioles, a parmesano y a basílicum. Ella le tiende una mano para que la ayude a salir.
Por unos segundos, él piensa que alguna vez le hará un retrato en la tina con el agua hasta la barbilla, el pelo mojado, los ojos como aceitunas negras y gotitas de agua en las cejas.
Ahora a otra cosa: pastas, cerveza helada y quizás, Edith Piaf.

(dibujo - frank h.)

10 comentarios:

unsologato dijo...

Esta sí que es una buena forma de comenzar el viernes y llevarse el recuerdo de lo leído para el fin de semana.
Todavía tengo dándome vueltas un margarita... un carmenere... carne, entradas de anoche y postres con ciertas celebraciones felinas (no, no cumpleaños... o sí, el del Gato Mavra)y me encuentro con este otro banquete telefónico y de sensualidad del amigo Doc. Qué más se le puede pedir a la vida; tantas cosas, che... Ud. sabe que Tántalo nos guía alevosamente.

Abrazo felino, buen fin de semana!!!

Paitoca dijo...

Fue inevitable, a medida que leía las imágenes se me vinieron a la mente, sería un excelente cortometraje tu texto, imaginé los ojos negros, el agua caliente, las manos arrugadas, las tres palabras dichas, sus rostros, su voz al teléfono, el vapor de los ravioles, el color de la cerveza....excelente texto.
Gracias y un beso.
Pame.
Ps: espero el post del grupo de música.

Bai dijo...

Te dije en un post de principios de junio "Y por la ventana abierta llega una melodía " Quand il me prend dans ses bras, il me parle tout bas...". Ahora te digo: Allez venez, Milord, vous asseoir à ma table... Muy sugerente tu post.

e. dijo...

Pues... no tengo nada más que agregar... pero quiere meter mi cuchara, cargadita de miel...
pues nada, pues sí, pues me gustó mucho... tienes un don para fotografiar lo cotidiano y hacerlo bello, con tus letras y con tus pinceladas... ambas, maravillosas imágenes... buen fin de semana... nos vemos prontito, e.

Nadia dijo...

E. me arrebató las palabras del teclado.
Buen fin de semana, estimado Doc.

Puzzle dijo...

como siempre muy grande amigo, muy grande...

abrazos desde el otro lado...

Magda de los devastados dijo...

Te posteo unas frutillas y unos trozos de chirimoya para el postre, aunque creo que ya tienes el mejor de los postres. Un abrazo gigante.

Cpunto dijo...

la piel bajo el agua, los pensamientos sumergidos deslizándose como el vapor hasta sus orejas, èl entiende, èl sabe, siempre lo sabe, porque la gota 184 significa algo

C.

ecce homo dijo...

hacen falta momentos como estos para el relax y el esparcimiento.
creo que me daré un baño de sales en este momento.
gran idea me has dado con tu relato. ademas, con el calor que hace ahora, me vendrá bie
un abrazo Doc.

sonrisa dijo...

Muy bueno sí señor!!
Respecto a quién le toca preparar la comida cuando hace calor, tormenta, frío, diluvio....MOI
besos