25.9.05

evolución del beso

El beso.

¿Cómo y por qué ha evolucionado el beso? ¿Cómo este gesto ha llegado ha convertirse en un signo social de afecto?

Una explicación evolutiva del beso debe incluir los significados biológicos que confieren al beso la principal característica de toda señal social: la autenticidad.

Primero - que quede claro que el beso no es monopolio humano - las descripciones detalladas de besos entre simios - gorilas, babunes y especialmente chimpanzés, son muy abundantes en la literatura científica. El beso, entre socios sexuales, es un gesto super común entre los simios.

Los humanos somos simios - que nos besemos está totalmente de acuerdo con las 'costumbres' de nuestro grupo biológico natural.

Bien, entonces, la pregunta es - ¿Por qué y cómo el beso ha llegado a ser una extendida señal de afecto entre los simios?
Los simios tenemos la mayor cantidad de sensores, de terminaciones nerviosas y la mayor capacidad de manejo "delicado" en dos partes de nuestro cuerpo: las manos y la boca, incluídos, por supuesto, los labios.

A ojos cerrados, nuestro tacto en las yemas de los dedos puede detectar y reconocer objetos muy complicados e incluso trabajar en ellos. La boca, la lengua y los labios son un aparato tan sensitivo que es capaz de detectar, aislar y expulsar un diminuto grano de arena mientras nos comemos una paella.
Esta alta capacidad de manejo o regulación delicada hace de las manos y la boca dos sistemas especializados en transmitir información tactil y motora muy específica e importante entre dos individuos.

El beso parece ser un mecanismo bastante sofisticado para testear varias cosas en otro individuo. Desde cosas básicas como olor y sabor (excelentes indicadores del estado de salud - sí, no se rían, una enorme cantidad de señales sociales están especificadas para "mostrar" nuestro estado de salud al resto ... ¿por qué creen que las mujeres prestan tanta atención al cabello?).

Volvamos al tema. Aparte de olor y sabor, ese delicado juego de labio contra labio, lenguas y succión con las mejillas, nos muestra con exactitud la disponibilidad del otro, cuánto en realidad nos afecta su cercanía y contacto y cuánto le afecta la nuestra al otro.
Es difícil mentir un beso. Bueno, uno es difícil mentirlo, pero no se puede mentir tan delicadamente durante días o semanas.

El beso sería un efectivo test social, para determinar la profundidad del efecto que alguien nos causa y que causamos a alguien. Nos entrega una boleta de la 'fuerza de la unión' o del 'nivel de afecto'.

Por lógica, el otro centro sensitivo, las manos, son también importantes en el proceso.
Es importante recordar que también en boca y manos están las "armas" agresivas de los simios: temibles caninos, incisivos y poderosos molares, además de manos que pueden empuñarse, blandir palos o arrojar piedras - todas éstas, cosas que los simios practican con asiduidad en sus contiendas.

Justamente - tocarse con delicadeza y besarse boca a boca es socialmente "rendir" nuestras armas a otro. El beso, empieza a aparecer entonces como señal general de pacificación, para pasar a ser sexual cuando es practicada por dos individuos que buscar poner "sus motores fisiológicos" a un mismo ritmo.

Un comportamiento muy extendido en simios es el beso de bienvenida al partner sexual. Está bien documentado que hembras monos corren a besar a sus socios (sí, en la boca) cuando éstos regresan de cazería.
Una hipótesis sugiere que eso les ayudaría a captar rápidamente si la cacería o la recolecta ha sido efectiva o no, "probando" directamente el sabor que la boca del partner trae. Lo mismo al revés, machos regresando de largas andadas pueden saber sin engaño qué y cuánto las hembras han comido.

Y eso es importante - la mayoría de las señales sociales evolucionan para saber o decir "la verdad" - si no, desaparecen.

Y espero que no haya sido una lata demasiado latosa. Besos...

13 comentarios:

bai dijo...

Besarse... adoro la sensualidad que encierran algunos besos.

Gracias, muchas, por tus paseos por casa. Dock, te beso fresco como un jugo de granada.

bai dijo...

Besarse... adoro la sensualidad que encierran algunos besos.

Gracias, muchas, por tus paseos por casa. Dock, te beso fresco como un jugo de granada.

frank dijo...

the pleasure was mine, my lady!

... y claro, a todos nos gustan los buenos besos
a quién no!

nos vemos!

(¿y saben qué más?
saco ahora mismo el verificador, me hartó!)

Magda de los devastados dijo...

Los besos son muy ricos, da lo mismo de cuales sean y si son más o menos evolucionados, todos tienen su gracia. Un beso virtual.

Paitoca dijo...

Sí, los besos...siempre bienvenidos?, no lo sé, quizás... con cariño, sí, por compromiso, una lata!...

Te aburrió el verificador, es muy latero pero ayuda para no llenarse de spam. Si no te pasa a ti, tb lo sacaré de mi blog.

Te dejo un besito de amiga con mucho mucho cariño, para que te guste!.

Carly dijo...

pucha he estado bastante desaparecida estos días...desgraciadamente tuve que volar de mi cama hoy para trbajar...pero la verdad es que creo que me hace falta uno o dos días más ...
en fin

Me siento halagada que mi post haya inspirado este tuyo...está genial. Abarcó más tipos de besos, el ámbito científico y (no está de más decirlo), está muy entretenido.

(además el ego subía más y más cuando veía mi nombre en tu post jeje)
Un besote.

frank dijo...

me alegro que les haya gustado ...
como todo esto del sexo - es má entrete practicar que hablar al respecto, pero bueno ...

y revisen la columna de la derecha y colóquense en el mapa del mundo! con banderita y todo - no sean vergonzosos

nos vemos, un abrazo!

unsologato dijo...

Felicitaciones al Dock Lorenz por este interesantísimo posteo...

Un beso de gato homínido en tu frente.

Desafío para otro posteo: besos entre hombres y mujeres... en unos lados sí, en otros no... Te había contado por ahí una pequeña diferencia de un lado y otro de la cordillera: En Chile, los hombres se besan poco (salvo muy muy muy amigos o entre padres e hijos) y en Argentina mucho más, más extendido...

Aprovechemos de dejarle un beso gatuno a Bai.

Pilar dijo...

Que ricos los besos, si, pero que lata que después de unos años ya no sean tan fáciles, en el pololeo los besos son laaaaaaaaaaaaargos, muuuuuuuuchos, riiiiiiiiiicos, salivientosssssss...
Nada es eterno...ni los besos...

Paitoca dijo...

Ok!, Dock, ya me registré en el mundo ;)

bai dijo...

Upsss... ¿un beso gatuno para mí? Y yo que siempre pensé que los gatos lamían...

Bueno, yo dejaré un beso humano (de mujer, concretamente) en el hocico al Gato ;-))

Y ya que compartimos estación Dock, un beso lleno de hojas secas.

e. dijo...

me encantó... me hizo querer escribir... y besar...
besitines (besos en patines)
e.

TiNO RO dijo...

Tanto beso...
Los besos que odio + son los gingivitinosos (esos medios draculeanos que nos hacen arrancar de la fémina en cuestión)

Otros besos notables (pero no por lo buenos) son:

Besos de pollo (aquellos verdes y sustanciosos)

Besos de caries (aquellos que con la sensitiva lengua se sienten las cavidades bacterianas)

Beso del payaso (bueno...)

Beso Negro (tolerancia racial)

Beso Gargaritas...

y otros...

Los buenos besos son inefables..

Saludos,
Tino RO