25.6.06

intervalo


a fines de octubre de 1917
pagaron la ominosa suma de 375 dólares
y 46 centavos
que era todo lo que lograron reunir
al vender la casa, todas sus joyas
y pertenencias
por la botella de guardar el tiempo

así,
mientras el siglo pasaba entre guerras -
unas calientes otras frías
entre demonios de negro
y demonios de verde
entre explosiones atómicas
y atrocidades de marfil

ellos
seguían amándose como en sus veinte
con pasión juvenil y ansiosa

sin embargo, cansados -
decidieron romper la botella
en junio del 2006

el ruido del vidrio quebrándose
en medio de la noche
me despertó

(collage - frank)

8 comentarios:

Elisa de Cremona dijo...

el siglo pasaba entre guerras...
creo que frases hay.. demasiada narración, quizás más imagen y menos sustantivo del adjetivado??
tienes tan buenos finales, que es imposible no quedarse mudo ante ellos.
besosss

noemi dijo...

Dicen por ahí que lo que se guarda en botellas de vidrio, aunque se tape muy bien, se va escapando por las rendijas entre el corcho y el cuello, así que no es buena idea guardar, mejor hay que usar para que las cosas se acaben naturalmente y con provecho. Los siglos de todas maneras se escapan entre los dedos del tiempo y el acontecer...

Vero dijo...

Lo que se mantiene estático termina siempre cansando, sería la moraleja, ¿no?

Pvnhco dijo...

Los que conocen dicen que la eternidad es aburrida... a mi me gustaría probar

Magda de los devastados dijo...

Y los trozos de vidrio hicieron una historia en la cabeza de quien había despertado. Besos.

frank dijo...

gracias, elisa - ¿buenos finales? ... (mi mujer me dice lo mismo, ja ja ja )

eh, eso está muy bien, noemi - usar en vez de guardar, me gustó!

exacto verito, lo estático está muerto

pvnhco, la eternidad debe ser un corcho!

besos recibidos y aceptados, mag!

- BUENA semana a todos!

Anónimo dijo...

Your site is on top of my favourites - Great work I like it.
»

Anónimo dijo...

Great site loved it alot, will come back and visit again.
»