15.10.06

ficticious

"the changing of sunlight to moonlight , reflections of my life, oh! how they fill my eyes"


pantalones de cuero de boa y chicle de frambuesa. tu risa llega antes que tú y plop! el globito rosado que explota después de crecer como un universo bebé entre tus dientes.
andas con el estribillo de esa canción de los Moody y un áura feromónica alrededor.

me imagino esto: yo, un león - no, mejor un tigre, esos de Bengala, con un enorme cuello y una lengua roja carnosa para lamerte mejor. tú, domadora, látigo, botas altas. alrededor, jaula. abajo, arena.

la escenita circense es interrumpida por tu mano en mi brazo - estoy en el trabajo. miro hacia todos lados por si el jefe anda cerca. trato de concentrarme en los informes, la presión de tus dedos aumenta.
te miro - "he comprado la crema", dices en un susurro. te miro fijo. te pregunto con los ojos como si no supiera. sonríes. te acercas y me explicas al oído para qué es la crema- un meteoro hace su aparición en la boca de mi estómago, desciende quemándose hacia selvas oscuras y provoca la erección más dura de toda esta vida y de todas las reencarnaciones de todas las vidas. tu mano ya sabe el camino: "mmmm", dices, "excalibur!".

saliendo a la calle me quito la corbata, deslavada liberación.
otra vez tu mano culebrea por mi espalda bajo la chaqueta - "¿te gustan?" y meneas la cabeza haciendo sonar clin clín unos aros redondos, hula hula, sobre tu cuello que me atrae siempre, esa tarde más que nunca y clin clín sobre tus hombros.

- "me gustan" digo mientras mi mano va por tu cintura para que hagas ese ronroneo de motor viejo que no quiere morir de óxido en un establo solitario.

está claro que lo haremos en alguna parte, camino a la playa, en el parque, en un pasaje. no se dónde. no sabemos dónde.
será al anochecer, contigo contra un muro de ladrillos donde una buganvilia nos agradece el show. o en un patio de iglesia, o en la puerta trasera de un odeón. en alguna parte de la ciudad nuestras manos buscarán como arañas los nidos exactos en el cuerpo del otro.

tampoco se que un día escribiré estas cosas, que les pondré un punto final, aparte, seguido y las catalogaré "ficciones", colgadas en la internet como sábanas puestas a secarse al viento que en verdad quieren ser velas de velero pirata, banderas de rendición, o fantasmas por último, algo de película, pero son sábanas - y después de colgadas uno viene y las dobla y las guarda.

se acabó el café, vuelvo al trabajo.
(esta noche haré un dibujito sobre esto, dos en una cama, riendo, algo así...)

(imagen - frank h. , posteado originalmente el 27 de octube del 2005)

4 comentarios:

Tzarel dijo...

Esos amores de fantasía nunca son trágicos a menos que uno quiera hacer el guión de un drama :)
Este texto me recuerda en un inconsciente golpe nostálgico, cierta calle, cierto bar.
Gracias.

Elisa de Cremona dijo...

quiero ver ese dibujito siguiente...

bahia dijo...

Se agradece que repostees textos tan buenos como este: disfrute mucho con la primera lectura hace un año. Lo he vuelto a hacer hoy.
(Volverá la inspiración o el tiempo para postear. Creo que yo me he recuperado un poco)

Un beso, Frank.

frank dijo...

la nostalgia, Tzarel, es la harina, el agua y la sal con se hornean estas historias...

Elisa, el dibujito resultado está puesto sobre el texto - enjoy it! - :-)

me alegro Bai! - te visito mañana aver si has posteado algo nuevo y destrozar tus textos con mi crítica ponzoñosa! ... kidding, you know ... nos leemos!

see you guys - muchas gracias por visitarme, I mean it!