7.2.07

brownianos


un encuentro demasiado breve
Miyú ha planeado
ir al Palacio del Chocolate
y vamos
jugando a desconocidos

después, el ascensor
el pasillo
el cuarto de hotel
para compartir sabores de cacao
tragándonos el tiempo y el espacio

un adiós de pasaportes
este encuentro fue demasiado corto
pero tuvo sus momentos

(imagen - Kozyndan , modificaciones - frank h.)

6 comentarios:

bahia dijo...

Fulminante. Revelas todos los ingredientes de un vertiginoso delirio en un bote de esencias concentradas con precinto hermético. Me provoca tomar una muestra con la punta de un cuchillo y añadirlo al final de la cocción de una idea para un nuevo relato y que no pierda ni una chispa de aroma de tu inspiración (y de la relación de Atsumi). Besos frescos aunque no tanto.

Diego Gajardo dijo...

...

Compartir sabores... y recordarlos con el tiempo... eso es lo mportante... no olvidar

Saludos...

...

noemi dijo...

sobre todo tomando en cuenta que un encuentro muy corto tiene al menos uno o dos momentos, sí. el asuntos es descifrarlos.

Tierna soledad dijo...

en la vida hay momentos para todo, para amar, no amar, amar solo un poco, amar solo un momento y asi va la vida.......te entiendo no sabes cuanto, tambien he tenido encuentros tannnn cortos que desearia haberlos temporalizados aunque sea en un segundo...esos momentos se esfuman del mundo tangible, pero quedan dando vuelta en nuestra memoria, los olores y sabores de aquellos bellos recuerdos que nunca mas se repetiran, un abrazo saludos

Frank dijo...

muchas gracias por los comentarios a este texto repentino, que se autocreó de manera incontrolable y emergió a la superficie, imparable, a codazos con la realidad.

abrazos!

unsologato dijo...

mirá vos che... y pensar que de pronto a uno también le suceden museificaciones de esas pieles...

saludo felino!!!