5.8.07

confabulación


las tardes de sábado traían
insectos jomeini
vientos persas
un calor que se disipaba en sonrisas
también venía
un refugio de estrellas
y nos íbamos al supermercado
como por hacer algo
a lavar los ojos no de gente
si no de silencio o de café nocturno
y si se daba - del guitarreo callejero
de alguien muy solo o con muchas cervezas en el cuerpo

había un certero ritmo de vida
una confabulación secreta entre cielo y tierra
una jugada bajo la mesa del mundo
y el aire tenía algo
que parecía felicidad

6 comentarios:

Magda de los devastados dijo...

Saludos varios, sin lugar ni tiempo, con olor a feliz.

Negris dijo...

mmmm.. huele a esa bohemia "aqui y ahora"

bahia dijo...

Besos mediterráneos... te leeré a la vuelta

Elisa de Cremona dijo...

el aire tenía algo que parecía felicidad.... qué lindo... buenísima frase.
un besazooooo

unsologato dijo...

me hacía respirar algo por estos lados...
gracias master!!!

saludísimo gatuno!!!

Diego Gajardo dijo...

...

Como saber si ese aire es felicidad o solo huele a aquello?

Bendiciones...

...