27.10.08

el Credo de J.G.


Creo en la imposibilidad de la existencia,
en el humor de las montañas,
en la absurdidad del electromagnetismo,
en la farsa de la geometría,
en la crueldad de la aritmética y en el intento criminal de la lógica.

Creo en la no existencia del pasado,
en la muerte del futuro y en las infinitas posibilidades del presente.

Creo en los olores corporales de la princesa Diana.
Creo en los próximos cinco minutos.
Creo en la ansiedad, la psicosis y la desesperación.

Creo en la muerte de las emociones y el triunfo de la imaginación.
Creo en Tokio, Benidorm, La Grande Motte, Wake Island, Eniwetok, Dealey Plaza.

- J. G. Ballard (1, 2)


(arte - frank h.)
Blogalaxia Tags:

8 comentarios:

bai dijo...

yo creo en ti y en la luz de tu color. (perpendiculares aparte). Beso gordo (en este también creo, más cuando es uno de diez)

Isabel Romana dijo...

Yo creo, sobre todo, en nuestra capacidad de creer en las cosas hermosas, pese a todas las evidencias en contra. Un abrazo enorme, querido amigo.

ecce homo dijo...

Yo no creo en nada y a la vez creo en todo.
Luego están los creyentes religiosos.
Ser de esos creyentes es cosa de personas que evitan la verdadera Búsqueda. El creyente necesita un salvador, alguien que coma por él. El creyente quiere que se lo den todo hecho, todo masticado. El creyente nunca saciará su alma.
El creyente es un mediocre poco inteligente.
Solo yo puedo salvarme a mí mismo.
Abrazos.

bai dijo...

Creo en la inexistencia del pasado, en la muerte del futuro y en las infinitas posibilidades del presente, dice J.G. Y me voy hoy a ver la exposición que hace dos meses tengo pendiente de visitar: Ballart en Barcelona y yo escribiéndote... Le/te dedicaré el día lluvioso de Todoslosantos. Beso gota a gota.

bai dijo...

BallarD me perdonará la T ¿Y tú?

Elisa de Cremona dijo...

creer?
a veces pienso qeu algo habrá en que creer, además de la lógica y esta base numérica... pero no me convenzo aún...

Rey muerto dijo...

no es lo que pensaba colgar, pero he actualizado el Rey... Beso

Nadia dijo...

me gustó aquello del triunfo de la imaginación.

Saludos!