30.1.10

despertar


la única sabiduría es la aceptación de la propia molecularidad y la batalla decisiva es cuesta arriba arrastrando un esqueleto de errores.
a veces nos hartamos de nuestra presencia de barco varado.

pero a quién le interesan un pucho la sabiduría y las batallas decisivas.
esto es como despertar en Marte
después de una noche de cervezas

foto: neil krug

2 comentarios:

Mary Rogers dijo...

con dolor de cabeza? je je
bonito blog, volveré

Frank H. dijo...

always welcome