25.6.10

revelaciones imprevistas


vuela entre pergaminos
buscando una postal de Mozart
y señala en los mapas el punto exacto bajo el árbol

emerge de la luz y del agua
con un daiquiri entre los dedos
bostezando

como si recién se hubiera despertado
de una siesta
en la palma de King Kong

2 comentarios:

Rey muerto dijo...

Bellísimo Frank. BESOS

Frank H. dijo...

cuánto tiempo, Bai.
qué bueno tenerte por aquí de nuevo - y gracias!
kisses too!