29.12.10

por los doscientos años que vienen

ya no pudimos seguir armando el puzzle de nuestras presencias
periódicos y trenes se cruzaron en el camino
satélites, máscaras de feria de verano
a veces una silla en penumbras significó mucho
demasiado
como una bolsa de supermercado llena de conservas sin etiqueta
desconocidas
planetas, platos, plata, aplausos
arena y nieve de visiones arrasadas
y muchas espinas, flechas, puñales goteando ansias
y todo no se vino abajo en gesto aparatoso
se detuvo, dejó de respirar en un segundo como cualquier otro
punto
foto
estática
descolorándose
por los doscientos años que vienen

1 comentario:

sedemiuqse dijo...

Aunque no podamos seguir, tampoco parar.
Besos