10.9.04

europeos "roban" planeta


Hay varios equipos de astronómos buscando planetas en el Universo. Planetas como el nuestro o como los demás que giran alrededor de nuestro Sol, en nuestro Sistema Solar.

Se han hayado unos 130 planetas semejantes a Júpiter, que son – como él – enormes masas de gas no sólidas (Júpiter es 318 veces más grande que la Tierra). Pero son más interesantes los más pequeños, más “parecidos a nosotros”. Claro, mas dificiles de detectar.
Las técnicas actuales permiten ubicar planetas del tamaño de Neptuno (17 veces más grande que la Tierra) y Urano (14.5 veces más grande que la Tierra). Estos planetas poseen un centro de hielo y rocas bajo un manto de gas. Son un poco más sólidos.

Este verano, Paul Butler (Institucion Carnegie de Washington) y Geoffrey Marcy (Universidad de California) encontraron un planeta de 21 veces la Tierra, orbitando alrededor de la estrella enana GJ436. Anunciaron su descubrimiento y este apareció publicado en la revista profesional Astrophysical Journal. La NASA (que financia esta búsqueda) anunció una conferencia de prensa para el 13 de septiembre, para hacer público el descubrimiento.

Marcy tuvo conocimiento que otro grupo americano, el de McArthur, había “evidenciado un cuerpo de 14.2 veces la Tierra” orbitando la estrella Cancri. Marcy invitó al epruipo de MacArthur a unirse al proyecto de la NASA y utilizar así el instrumental en conjunto.
McArthur preparó los descubrimientos para publicarlos y, como habían recibido algunos datos sobre la estrella Cancri de cuatro astronómos europeos, los incluyó tambien como autores. La excitación era grande pues era el primer planeta con dimensiones más “cercanas” a la Tierra.

Pero, el 25 de agosto, dos de los astronómos europeos (Michel Mayor y Didier Queloz) presentaron un rápido manuscrito a publicación y, lo peor de todo, hicieron público el descubrimiento como propio. Hicieron esto mientras el artículo original, con ellos incluidos como autores también, fue ya programado para publicación en septiembre, junto con la conferencia de prensa de la NASA.

Aparte del escándalo (en el mundo científico, es decir, no lo sabe nadie!) del “robo” del planeta alrededor de Cancri por dos astrónomos europeos – el descubrimiento mismo es muy importante. En estos momentos las relaciones astronómicas entre Europa y EEUU están mas que frías. Como ven, no sólo en política hay jugadas sucias.

(El artículo pueden encontrarlo aquí, pero deben estar inscritos on-line en la revista Science para acceder, no es necesaria la subscripción)