29.11.04

Simple stupid love

Mientras afuera el cielo presagiaba una tormenta que no llegó, nos sentamos el finde a ver "Love Story" - película simpática, de amor trágico, que fue famosa por allá por los 1970s y cuya música permaneció aún más en el recuerdo de esa generación.

Netamente americana - los diálogos, los chistes, las citas y el estilo son una depuración de Harvard, la famosa universidad, de sus campus y de sus alrededores. Se hacen bromas acerca de Yale (la competencia), sobre los canadienses y el hockey en hielo, sobre futuras carreras en grandes compañías neoyorquinas y sobre Shakespeare.
La cultura anglosajona, concentrada y condensada en unos diálogos chispeantes e inteligentes - que hoy nos parecen acartonados - pero que no dejan de tener su encanto, y con el background visual de Boston, sus calles, su nieve y sus embarcaderos.

Una realidad bien puntual - social y geograficamente hablando - sin embargo, la novela de Erich Segal (que era profesor en Harvard y que tomó la historia de un hecho real) y la pelicula, fueron leídas, vistas, degustadas y lloradas por millones en el mundo entero.
Es que tiene el mensaje simple y cotidiano del amor entre un hombre y una mujer. Y ese lenguaje es comprendido por todos sin importar el entorno, la época o el idioma.
Tal como Romeo y Julieta siguen subtistiendo desde los 1600s.

"Love Story" no fue una gran novela ni una gran película, y ahora nos parece aún más aguada, casi infantil. Fué avangard, hoy es passé, incluso cursi.
Nuestros sentidos, embotados de tantos decibeles, sexo comercial y cinismo, ya no se complacen con las cosas simples. En esto, no sé si hemos ganado.

El filme puso de moda una serie de películas por el estilo. En 1973, "The Paper Chase" marcó el punto más alto del género. Otra historia de amor, pero más madura, más profunda, mejor película. Una relación de admiración-temor entre un estudiante y el profesor famoso y de amor-rechazo con la hija.

Ambas películas (entre varias otras) son una referencia cultural del universo de ideas y estilos en la generación de los 70s - permeabilidad social, liberación sexual y optimismo en el futuro.
Eso fue. Y fue bueno.

6 comentarios:

Roberto dijo...

Un poco juerte el título Simple stupid love. No sé, tal vez antes era un poco más dulce todo. Oliver Barrett IV realmente amaba a Jenny, -hasta lo desheredaron- y sólo la muerte, con cara de leucemia, logró separar a estos dos provenientes de clases sociales diferentes...

Uf, en realidad, suena un poco forzado. (Y peor, con el Francis Lai sonando y aumentando lo lacrimógeno)
Pero Love Story tuvo su época, y varias se enamoraron del Ryan y otros lloramos a la Ali MacGraw.

Romanticismo y suspiros sólo superados en los 70 por Romeo y Julieta versión Zefirelli y en los 90 por los Puentes de Madison.
Los 80... no sé, me los perdí parece.

Saludos, hollywoodense y docto Doc.

frank dijo...

Sí, los 60s fueron super creativos, los 70s muy creativos, los 80 fueron un gran cero. En música, porejemplo, sólo es rescatable, Dire Straits y U-2 que ya venían en realidad de fines de los 70s. Y los primeros tiempos de Sting solo, después de dejar a Police, también de los 70s.
En cine, también un gran vacío - fué la década de Tom Cruise con "Cocktail" y Mel Gibson y sus "Top Gun", no? Cine malísimo.
En los 90 hubo cierta recuperación, reaparecen las buenas películas y hay mejor música. Nada del otro mundo tampoco. Sin embargo, es la década del rap, del hip-hop, el pecado mortal del buen gusto.
Pero en el cine de amor, la década de los 90 anduvo mucho mejor.

Cpunto dijo...

¿Y donde queda el amor de una replicante y un humano?, Blade Runner (82) fue un tremendo aporte, oh, insuperable en muchos sentidos. Y de música, una de mis bandas favoritas, Rush, produjo alrededor de 5 albums esa década( Exit.. Stage Left, Signals -The Weapon, lo máximo!- y Permanent Waves, entre otros), poco pero contundente

saludos!

frank dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
frank dijo...

Buen punto C.!
Pero, siempre hay un "pero" - Blade Runner (peliculón!) está basada en una novela de Philip Dick - "¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?" - escrita por allá por los 1950!
Así que esa historia de amor especial - muy especial - no debería ser considerada como "de los 80".

En cuanto, a Rush - que ya habías mencionado - la verdad es que no los he escuchado mucho. ¿Has publicado algo sobre ellos en tu Excavación? me daré unas vueltas escuchando a Rush...
Y, somos injustos, habíamos olvidado a Men At Work, la banda rock australiana, de los 80. Fueron bien buenos!

Anónimo dijo...

You have an outstanding good and well structured site. I enjoyed browsing through it » »