23.12.04

aritmética de 23 de diciembre


Le fallaron por un día. En vez del jueves, la tormenta empezó el miércoles en la tarde. En la noche ya había unos 30 cm. de nieve cubriéndolo todo. En la mañana del jueves era medio metro.

Mi driveway mide 7 metros por tres. Multiplicado por 500 cm. de altura, entrega un volumen de 10 metros cúbicos de nieve. Si fuera agua pura, 10 toneladas. Pero es nieve, no agua. Supongamos una relación peso/volumen de 1 a 10. Tenemos una tonelada. Eso apaleé hoy en la mañana para poder sacar el auto y salir a trabajar.

Me demoré media hora, 30 minutos. Supongamos unos jadeados descansos, en total de unos 10 minutos. Quedan 20 minutos de paleo duro. Es decir, 50 kilos por minuto - casi un kilo por segundo. No está mal! Al terminar, hay que entrar a la casa, ducharse de nuevo, ponerse ropa fresca y partir al trabajo.

Después de almuerzo despejó, salió el sol y el cielo estuvo dramáticamente celeste. A lo lejos, la ciudad parecía un juego de legos blancos. Aquí, árboles de cristal, ramas con diamantes, arbustos de espejo. Aire congelado. Universo de hielo.

Una apaleada de 15 minutos para sacar el auto del parking e irme a la casa. Al llegar, otra de 15 minutos despejando camino para aparcar. En el día moví a mano limpia casi tres toneladas de nieve.
Artitmética final: debo haber quemado unas 3,000 calorías. Casi medio kilo menos! y eso que no estoy a dieta.

2 comentarios:

unsologato dijo...

Cuánta nieve... cuánta trabajo blanco... impresionante... y uno que algunas veces unos copitos y sólo de paseo... y ánimo tan tropical!!!
A veces me pregunto cómo sería para mí vivir en un clima así... brrrrrrrrrr.... mucho frío...
abrazo sin nieve!!!

frank dijo...

Uno debe seguir siendo el mismo - desierto, nieve, selva o ciudad alrededor. Simplemente te paras allí, y eres tú, y haces lo que tienes que hacer.

Adaptación, diría mi amigo Darwin, adaptación.
Nos vemos!