18.1.05

el tiempo de las amantes verdes


después de la guerra nuclear hubo una anarquía de mutaciones.
los humanos sobrevivientes desarrollaron una piel con clorofila y pudieron sintetizar su propio alimento directamente del sol.

el sexo también cambió - hombres y mujeres ya no se apareaban: se polinizaban unos a otros. lo hacían desde lejos, a distancia, y durante un corto período de la primavera.

las mujeres quedaban encinta con la brisa de la tarde, sin conocer al dueño del polen masculino que las había fertilizado.
las acciones de las empresas apícolas se fueron a las nubes.
la gente se regalaba agua mineral y fertilizantes para el cumpleaños.

lo mejor era ver, a la hora del lunch, a las chicas hambrientas que se sacaban la ropa y se tendían al sol a almorzar, es decir, a fotosintetizar. eran verdes y hermosas.

(imagen - Manuel Álvarez Bravo , modificaciones - frank h.)

10 comentarios:

unsologato dijo...

Qué bien Doc. Qué alegría para el color verde y los árboles que encontraron nuevos y definitivos hermanos. Algún ecologista convertiría este texto en parte principal de sus manifiestos. Yo lo guardaré en la memoria de los mejores del Bodegón.
¿Los gatos también mutaron, hubo gatos verdes sintetizando luz humana?
Mañana iré en busca del sol y del mar, por unos días seré hombre de arena y el Blog quedará en Santiago... Hasta la vuelta.
Verde... el abrazoceánico!!!

frank dijo...

Hasta el regreso Felino!
Pásalo ultra bien. Ojalá que puedas recargar baterías, pilas, corazones y otras bombitas y maquinarias corporales.
Por estas tierras, nada de vacancis por ahora - trabajo, más trabajo y esta semana temperaturas alrededor de -20, y cuando hay viento -30. Poca nieve (por eso el frío) y de la seca. Todo muy seco, con lo que andas dándote descargas de estática hasta contigo mismo.
Bueno, arrivederci Gato - hasta la vuelta.

Cpunto dijo...

Verde que te quiero verde.
Verde viento. Verdes ramas.

le recitaría él con propiedad a ella, tendida sobre el sofá, con los ojos cerrados, mientras en su abdomen crece la semilla que trajo el viento,

que lindo Doc, nostalgia del futuro,

C.

Magda de los devastados dijo...

Preciosamente verde.
Comentario corto porque estoy de vacaciones, de todas formas pondrè atenciòn a la brisa de esta tarde.
Saludos càlidos, para colaborar con el frìo de esos lares.

Roberto dijo...

Todo ok con la polinización, pero me dejas sin la mejor parte. Bueno, tal vez nos acostumbremos y cambien los romances, las citas a ciegas, los amantes clandestinos. Las películas porno también cambiarán, serán encargadas a directores del National Geographic. Y como dijo don Albert la próxima guerra, después de la nuclear, será con piedras y palos.

frank dijo...

Las películas porno de la Época Verde serán una enrredadera.
Las citas se concertarán en invernaderos.
Los amantes serán injertos.
Los bebés capullos.

¿Quiénes serán los pinos? - mitad semillas, mitad polen...

Yo, amigo mío, estoy decidido a ser cactus.

unsologato dijo...

Volveré a ser el ceibo de mi infancia...
Quién me arrancará las flores rojas?
adioses verdes muy verdes...

Inma dijo...

Por casualidad, buscando láminas de bodegones para pintar he encontrado tu blog. Me ha gustado mucho tu relato. Muy bonito!!!

frank dijo...

Gracias!
He visitado tu blog e incluso metí mi cuchara en una conversación.
Aquí encontrarás mucho arte - del pictórico, visita Ínsulas y Guijarros de entre los recomendados.

Anónimo dijo...

Cool blog, interesting information... Keep it UP »