12.9.06

new yorker, ago. 2006, página 58


pasa la medianoche cuando termino de leer el cuento del New Yorker de agosto de este año.
lo acompaña una fotografía de Jessica Hines llamada "My Brother's War #64".
la casa en silencio, sólo la ciudad lejana en un murmullo que - parece - no duerme nunca.
el relato de Richard Ford es de guerra y muerte, es también un relato de amor.
porque esta presencia terrenal cierta viene con todas las cosas de la fotografía de Jessica - luces y sombras, seres amados, cercanías de voz y piel - y comunicación, ese martirio humano de cruzar puentes a través de lo que tengamos a mano: emails, cartas, teléfonos.
imágenes - la foto bajo la lámpara. el cigarrillo malvado y la noche alrededor.
quieta como la casa. como quisiéramos nuestra mente.
es que ya pasa la medianoche...

5 comentarios:

Rey muerto dijo...

Ese martirio humano...

Querido Frank: te dejo una canción en http://blogs.ya.com/bahiaencalma que cruza otro puente tendido a través del océano y de la tormenta de final de verano. Llueve a cántaros esta noche...

Un beso.

frank dijo...

chas gracias!
me voy para alla...

noemi dijo...

Como siempre, tu nostalgia tan bien definida en letras e imágenes...

Elisa de Cremona dijo...

uyyy qué cosa este relato... me quedé medio pálida--

frank dijo...

eso es para que vean ...

:-)

thanks for commenting, see you, guys!