27.7.13

entreactos

el alacrán de la verdad, como trampa de luz
cautiva segundos preciosos
los momifica con su jugo fatal
para crear otras vidas
sueños de desiertos indolentes
una acechanza cada vez más tensa
hasta que te atrape volando bajo
hasta que te meta la mano bajo la falda
y lance tus botas al rincón
cuando el sol, la luna, o las nubes
traten de observar por la ventana
y la lluvia, o la noche
lo que sea
vengan con su pose de alcahuete
a sentarse con nosotros
en un silencio
en entreactos
con un sorbo de agua
y un cigarrillo
y un acomodar de almohadas

3 comentarios:

bahia dijo...

Me asomo a tu ventana, indiscreta. Mis ojos color de musgo observan entre las tablillas del porticón mientras mi cara se pinta de rayas de luz sonreída y de sombras placenteras.

Y te dejo un beso por esta hermosura de texto. (Te agradezco con otro beso silencioso tu comentario).

Frank dijo...

bello comentario, Bai... mejor que el poema!

:o)

unsologato dijo...

y un sabor de piel que puede dejar la tristeza para otra amanecer...

saludo felino!!!