14.11.07

love hangover


lo imagino despertando esa mañana para descubrir la resaca del amor.
tejiendo una nueva historia en el viejo telar de siempre - el dolor de vivir.
de la pasión. sentir mil agujas de luz atravesando el alma por la ruta que todo hombre alguna vez imagina, pero que todo hombre se niega a aceptar como propia.

y como Sansón no tenía tarjetas de crédito, ni teléfono móvil, ni un apartamento frente al mar donde encerrar la burbuja de su desamparo, se vió obligado a la autodestrucción de su vida y del templo.

'another one bites the dust' le habría cantado Freddy y quizás una media docena de gintonics anestésicos lo hubieran acompañado por un tiempo.
pero no tuvo oportunidad en esa época de arenas y metal - como Marlon Brando corriendo por París cuando el tango ya había terminado, se desprendió Sansón de si mismo, en silencio, a lo macho - y derribó las columnas de su mundo.

en su último chispazo de gigante supermánico seguramente musitó, 'que se vaya todo a la mierda!'

(collage - frank h.)
Blogalaxia Tags:

3 comentarios:

e. dijo...

mon coeur s´ouvre a ta voix!!!

...me voy cantando...

Besos, e.

Frank dijo...

qué bien ... qué bien ... I'm glad to reach those levels of influence.

smooches, f.

unsologato dijo...

...pero mi querido amigo Handel nos dejó un oratorio magnífico donde un ángel nos permite reconstruir con su voz todos los templos posibles...
recomiendo fevientemente esa música...

saludo felino handeliano!!!