29.6.09

divagaciones estivales deshidratadas


"ya no hay tiempo para leer un buen libro", dicen por ahí, lo que no es tan terrible si consideramos que tampoco hay tiempo para escribir uno. así es que nos vamos conformando sólo con los titulares de la vida. con leer la contratapa del amor.

a pesar de que la esperanza se niega a morir, está mal herida, y a falta de una bandera en el tope que aliente a las escazas tropas de la luz, la oscuridad avanza en movimiento envolvente con la caballería atacando desde el sur y los cañones dale que dale, bien empotrados en las colinas del norte. esas mismas colinas que una vez fueron verdes y albergaron ciervos y zorros.

los amigos han ido desapareciendo, como las ideologías, sin darnos ni cuenta. y hay revoluciones, golpes de estado, millones de blogs abandonados. gente nueva se está tomando el planeta. quizás hasta sea para mejor. nosotros no fuimos ningún regalo del cielo. pero algunos tratamos. claro, con más ganas que sesos.

sólo queda esperar las últimas musas, atrasadas, cartuchos disparados al aire, porque ya nuestro único objetivo es esto de no tener objetivo. una especie de zen de mala muerte, confeccionado a medida. fumarse un cigarrito, esbozar una idea irrelevante, desdoblar una poesía incierta, dudosa, y esperar que Dylan y Young no tiren la toalla pronto.


Blogalaxia Tags:

2 comentarios:

noemi dijo...

Ahora resulta que eres twittero empedernido también, cómo yo,.... que viciosos somos, caray

Te agregué, soy Marip0sa_noemi

frank h. dijo...

ídem - agregada