5.12.04

declaración anti-ganado


Soy anti-masa.
Soy total y definitivamente anti-masa.
Hoy en la mañana han transmitido por TV una manifestación anti-Bush "desde dentro". Cero espontaneidad. Cien por cien dirigida.
La manifestación en sí no es el problema, todo el mundo tiene derecho a protestar contra lo que quiera.
Mi problema está en esos tres tipos con megáfinos ordenándoles a la turba dónde caminar, cuándo detenerse, qué gritar e incluso - lo juro! - qué pensar (había uno que les explicaba por qué estaban alli. Como si los que protestaban fueran tan estúpidos que no supieran por qué estaban alli).
Un asco.

Toda mi vida he sido anti-masa.
Por eso no soy religioso. "Y ahora hermanos, elevemos nuestra oración..." - Yo, "hermano", elevo mi oración cuando quiero y donde quiero. Y cómo quiero.
No necesito guías turísticos al Cielo.

Hace cosa de unos meses entrevistaban (también en TV) a algunos dirigentes latinos aquí en Canadá y les preguntaban por qué los latinos son, quizás, el único grupo incapaz de organizarse de una manera mínimamente productiva. Uno de los dirigentes, chileno, contestó: "Es que las masas no responden".
Las masas! - (terminología que hace mucho decía mucho a muchos slogans propagandísticos, pero vamos hombre! - hace mucho...)

Personas, gente, individuos! - ¿Masa?

Para los del bando rojo la gente somos "la masa", "el pueblo".
Para los del bando facho, somos "la Patria".
Para los religiosos somos "el rebaño", "las ovejas".
Para los productores de TV somos "el público" - ¿Se han fijado?: "El público quiere esto...", dicen. Y no tienen la más mínima idea de lo que la gente realmente quiere! Todo es un ridículo eufemismo para no decir "hago lo que mi cliente, el que paga el programa, quiere y el público me lo meto en el bolsillo".

Me niego a ser catalogado como "masa" o ser etiquetado como "rebaño".
No soy ganado.
No voy a nada donde tres pobres tipos con megáfono me indiquen cuándo quemar una bandera y a quién odiar y a quien venerar.

Soy yo. Me declaro yo. Y pienso, hago, opino lo que yo quiero, cuando yo quiero y trato de hacerlo tras background y meditación.
Jamás seguiré la manada.

8 comentarios:

Cpunto dijo...

No sé si los pro masa serán felices, pero es posible, las personas encuentran la felicidad en lugares extraños. Tampoco sé si califico de anti masa, aunque lo reconozco: me matan las italianas (después de esto me quitarán el carné anti masa). Y de los beneficios, uno de lujo: siempre habrá más oxígeno para respirar.

frank dijo...

Bueno, no sé si aquí el cuesco del asunto esté relacionado con la felicidad.
Que algunos pro-masa sean felices es muy posible.
Millones de nazis en la Alemania de los 30s deben haber sido felices.
Millones que tuvieron que aprenderse de memoria el Libro Rojo de Mao quizás también.
Millones que se postran en tierra al unísono con un "Alá Hu Akbar", me imagino que también.
Millones que que "son tocados" por seres superiores en ritos religiosos, también...

Mucha gente puede ser feliz de maneras extrañas.
Hannibal Lecter era re feliz!

Yo - individualista y racional.
No necesito que alguien me diga que tengo que bailar y me ponga la música.

Bailo - si quiero y cuando se me da la gana.
Salmón! - diría alguien. No!, contesto, yo no voy "contra la corriente", simplemente no sigo la corriente. Thats all.

Soledad dijo...

Buscar la individualidad en un mundo repleto de modas, ideologías, consumos, me parece respetable y necesario, pero, puede el hombre-mujer ser libre?, hacemos lo qué queremos?
Podemos decidir bailar a una hora determinada alguna vibrante melodía, pero eso qué significa, que alguien compuso una melodía, que alguien invento un aparato para escuchar esa melodía...Somos el fruto, el producto de años y años de desarrollo galopante, búsquedas, fracasos, creencias, muertes, justificaciones; Marx, Darwin, Colon, Galileo, Ghandi...
Creo que más que ser anti masa o anti algo, es fundamental tener opinión, poseer una posición en el mundo..., pero hay much@s que no tienen acceso a formar su propia opinión, su margén de decisión es mínimo...
Actuamos como rebaño en muchas situaciones cotidianas, una familia, un trabajo, trascender... Para poder enfrentar la masa y decir, yo soy yo, hay que tener algo en el estómago. Para saber que eres anti masa, debe existir la masa...

Roberto dijo...

Tell me, Clarise - have the lambs stopped screaming?

Y mirándote con esos ojos.

frank dijo...

Esto del "libre albredrío" es interesante. Desde un punto de vista biológico, éste es limitado - como especie animal, seguimos todos los patrones conductuales heredados evolutivamente.
Sin embargo, hay un porcentaje de actividad en la que podemos elegir. Raramente en actividades relacionadas directamente con intereses básicos (territorio, recursos, reproducción, seguridad...), pero sí en terrenos más abstractos.
Y justamente debido a que esos terrenos abstractos son muy nuevos (como Justicia, Moral, Derechos...) es que son tan problemáticos. Tan nuevos que aún no sabemos bien que son.
Pero es allí - en ese terreno barroso en donde podemos elegir. Allí es donde, precariamente, se muestra nuestra capacidad electiva.

¿Debemos exigir responsabilidad adulta a todos? o - como dices tú Sole, "hay algunos que no tienen acceso a la posibilidad de elegir bien".
Jodido, pues una afirmación así daría pie a que los votos de unos, valieran más que los votos de otros, por ejemplo.

Buen tema - habría que profundizarlo. Gracias.

Soledad dijo...

Doc, no me agradescas, es tú blog, el que genera comentarios
Buen invierno

frank dijo...

Sole, te agradezco igual no más, aunque no quieras!

Anónimo dijo...

Looking for information and found it at this great site... dreampharmaceuticals.com xenical Can i qualify for south carolina education lottery Drawn pis of footballs 1997 volvo